En estas franquicias al igual que pasa con las que necesitan una financiación

Durante esta época de gran recesión económica e incluso elevados registros de desempleo, el modelo de franquicia ha llegado a ser una opción para mucha gente, porque dentro de el programa de franquicias nacional aquellas que necesitan una reducida inversión  han podido hacerse con una parte del mercado y todo indica que han venido a quedarse en el mercado. La razón de este acierto radica en que los cimientos que se mantienen con esa inversión siguen el prototipo de losque buscan los autónomos. Los criterios sobre posicionamiento web extremadura los que se asientan estas empresas se vinculan alsector servicios como pueden ser inmobiliarias, consultoras o gestorias las cuales en la mayoría de las situaciones ni siquiera necesitan un lugar para ejercer esta tarea. Igualmente vemos en esta lista negocios como serían peluquerías o fruterías que precisan un establecimiento de cara a funcionar.

De todas formas se considera bastante importante que una franquicia tenga un lugar que le sirva de escaparate para darse a conocer y ganar notoriedad entre los potenciales clientes. Sin embargo, en este país gran cantidad de franquiciados únicamente utilizan su domicilio particular, un portátil y un móvil. En dichos casos estaríamos hablando de franquicias low cost que en ningún caso resultan ser  iguales a las de baja inversión.

En estas franquicias al igual que pasa con las que necesitan una financiación mayor, el emprendedor debe saber que cualquier negocio requiere un periodo de asentamiento, diseño web y el empresario ha de tener medios por si mismo de cara a conservar su negocio, abonar los salarios a los trabajadores en el caso que los hubiera y hacer frente a las facturas de alquiler del lugar en el que realiza su trabajo.

Eludiendo la cantidad necesaria de cara a formar parte de una red de enseñas, no existen expertos de ese ámbito que defiendan lo opuesto a esta enunciación: Las franquicias de poca inversión no serían lo mismo que las de low cost. Sería muy importante hacer esta diferenciación y así no confundir a los inversores.

Las cuatro partes necesarias de un acuerdo de franquicias son:

El franquiciador.- Sería una persona física ó jurídica propietaria de una marca que, tras examinar las capacidades de su negocio con uno o incluso más centros propios en un espacio de tiempo no inferior a 12 meses, opta por traspasarlo a otros individuos que se llamarían franquiciados por unas  contraprestaciones económicas que se formalizan en un acuerdo firmado entre las dos partes.

Know how.- Son las habilidades que el poseedor de una marca ha acumulado alir montando la sociedad. Know how se transfiere al franquiciado mediante manuales operativos que han de ser representativos y deben de aportar valor añadido, esos manuales de ningún modo deben difundirse a gente que no pertenece a la entidad.

El derecho de entrada.- Se trata de el dinero que el franquiciado aporta al franquiciador en el momento de empezar su negocio con el distintivo y que le concede el derecho de su uso, inclusive una concesión de cara a trabajar en un sitio determinado, además con esta contraprestación se le concede un periodo de formación e incluso un asesor para que le ayude a resolver todos los problemas que puedan surgir al principio.

El franquiciado.- Es el empresario que podría ser persona física o incluso una sociedad que compra un permiso para la explotación de un distintivo determinado. El traspaso de ese distintivo se hace con cantidades económicas que entrega el franquiciado e incluso recibirá ayduda al comienzo y  siempre que el acuerdo se encuentre activo.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn