Equipamiento adecuado para los trabajos en altura

Los empleadores deben evitar en lo posible hacer que los trabajadores trabajen en altura. De ser posible debe proporcionarle el equipo adecuado para la tarea a realizar, que pueda ayudarlo a evitar trabajar en altura.

Si no se puede evitar los trabajos verticales, el empleador debe:

  • Evaluar cuales son los riesgos.
  • Prever, instaurar y supervisar el trabajo a fondo y garantizando que se lleve a cabo de la manera más segura.
  • Asegurarse que todo el personal involucrado en el trabajo, incluyendo el personal de planificación, supervisión, organización y ejecución sean competentes en su área.
  • Asegurarse que el área donde se realizará el trabajo sea segura y procurar en la medida de lo posible, que se incluya el equipo de seguridad necesario para evitar una caída; como una línea de vida, una baranda, etc.
  • Elija el equipo de trabajo adecuado y seleccione medidas colectivas para evitar caídas, ya sean barandas de protección, líneas de vida y plataformas de trabajo, antes de otras medidas que solo pueden acortar el recorrido y las consecuencias de una caída como redes o bolsas de aire o solo pueden proporcionar detención de caídas a través de equipo de protección personal.
  • En el caso de que esté latente un riesgo de caída, use equipo de trabajo u otras medidas para minimizar la distancia y las consecuencias de cualquier caída, si es posible, y si no, en la medida de lo posible, brinde capacitación y/o instrucción adicional para evitar el riesgo de caída.
  • Inspeccionar y mantener el equipo de trabajo y seguridad en cada uso o según corresponda.
  • A excepción del personal de los servicios de emergencia que actúen en una emergencia, solo se permitirá trabajar en altura cuando las condiciones climáticas lo hagan seguro.
  • Evite en lo posible o minimice los riesgos que representa el trabajar sobre las superficies frágiles u objetos que caen.
  • Crear un plan para lidiar con emergencias y rescates.

Lo que dice la ley sobre cuando es adecuado el uso de escaleras en los trabajos de Altura

Según la legislación europea, el uso de escaleras y escaleras de tijera, solo pueden usarse para trabajar en altura cuando así lo determine una valoración de riesgos, y establezca que usar equipos que ofrezcan un mayor nivel de protección contra caídas, no se encuentra justificado debido al bajo riesgo y la corta duración del uso.

También puede justificarse el uso de escaleras cuando las características existentes en el lugar de trabajo no permitan ser  modificadas. La corta duración no es el factor decisivo para establecer si una actividad es aceptable o no; primero debe haberse considerado el riesgo.

Como guía, si una tarea de trabajo en altura requiere el uso de una escalera inclinada o una escalera de tijera y las mismas deban permanecer durante más de 30 minutos seguidos en el mismo lugar, lo recomendable es considerar el uso de un equipo alternativo.

Las escaleras solo deben usarse en situaciones en las que se garantice su uso de manera segura, donde la escalera se pueda colocar de manera nivelada y estable, siempre y cuando sea razonablemente posible el poder hacerlo, y que la escalera pueda asegurarse.