Confección y elaboración de un menú

La estructura de nuestra carta, incorporando la carta del día ó habitual, supone permanentemente tener que diversificar en los guisos que realizamos para no caer en la monotonía. Muchas familias llegan a este punto al aplicar siempre los mismos cocinados semanas tras semanas. El responsable de elaborar la comida ó cena diaria, ya sea el padre ó la madre, inclusive algún otro encargado, como el hijo ó la abuela, necesitan conocer acomodarse a las preferencias de los diversos miembros de la casa, sin gastarse más del coste estipulado para la semana. No creamos que se tiene que pagar mucho dinero para poder alimentarse adecuadamente habitualmente, con un poco de sentido común se consiguen cocinar platos con un presupuesto muy reducido. Lo más importante es innovar en la constitución de los menús diarios, sobre todo, en los más importantes de la jornada que son el almuerzo y la cena, hay que aprender a poner la imaginación y la inteligencia igual que en cualquier otra profesión.

Si hay que crear un almuerzo de gran importancia, tenemos que usar la pericia y el saber hacer para preparar un menú sugerente, que no sea estridente y donde los platos sean acordes. Para este tipo de eventos que elaboramos en el piso, hay que pensar en unas reglas básicas, pendiendo de que se trate de la comida del mediodía ó de una cena.

Pienso para perros

Por ejemplo en el almuerzo, tendríamos que comenzar con unos entrantes fríos ó calientes, posteriormente tendremos un primer plato de arroz o pasta y de 2º plato preparamos uno de carne con dos aderezos diferentes. En los almuerzos nos cuidaremos de no presentar en ningún caso ni fideos ni consomés, ya que este plato, habitualmente prepararlo para la cena .En éstas no necesitamos empezar el menú con un entrante de productos ibéricos curados, sino con patés, salmón y si el presupuesto nos llega, con marisco ó caviar. Para el primer cocinado nos reservamos un puré ó un caldo, estando el 2º de pescado asado ó frito, para acabar con un asado acompañado de guarnición.

En los postres ya sean para el almuerzo ó para la cena tenemos que usar tartas ó frutas, en todos los supuestos acertaríamos.

En el momento que comentamos de sopas, introducimos en el mismo grupo distintas versiones, es decir vamos a dividir las sopas en: caldo y consomés, cremas y purés, las sopas propiamente dichas y los potajes. Los caldos y consomés se sirven, casi siempre, bastante calientes, casi hirvientes, en el segundo grupo distinguimos las cremas y los purés de verduras, incluso todos aquellas cremas que tengan una de sus productos los huevos ó la nata. Las sopas siendo realizadas con caldos de verduras y de aves incluyéndoles pasta, arroz…etc. Los potajes, por el contrario poseen como fundamento las verduras y las legumbres rehogadas con hierbas aromáticas, habitualmente con aceite de oliva.

Hasta tener como resultado un buen caldo de carne, hay que comenzar por ebullir la carne a fuego lento, posteriormente de haberla sumergido en agua fría, quitando la parte espumosa que se desprende de vez en cuando. Dicho método hace que las sustancias contenidas en la carne se separan poco a poco y enriquezcan el consomé. La desaparición de esta espuma que hemos mencionado, ha sido para que el caldo no sea demasiado turbio. En cuanto dicho caldo comience a estar en el punto de hervor, hay que sumarle los componentes aromáticos como la hierbabuena, orégano…etc y esperar durante 3 horas cociendo de forma constante, una vez realizado ese tiempo colaremos el consomé por un paño delgado húmedo.

Pienso perros

Hasta conseguir realizar un consomé utilizaremos el caldo que se ha preparado previamente, pudiéndose servir muy frío con una realización muy de alta cocina.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn