Durante el periodo de vuelta a los valores de la cultura grecolatina

Desde la antigüedad los colgantes, anillos, relojes, pendientes, collares, etc. se han realizado tanto para las féminas como para los hombres, en Asia, América, África y Europa. Su principal cometido ha sido el ornamental y el estético.

Las primeras cadenas, joyas en forma de imperdibles que se enganchan en la ropa, exclavas, etc. se hicieron en El continente que limita al norte con el mar mediterráneo, al este con el mar rojo y el océano índico, al oeste con el océano atlántico y al sur con con los océanos atlántico e índico, en concreto en el período anterior al comienzo de la historia.

Hace 70 siglos se empezaron a ver gargantillas, aros, alianzas, esclavas, etc. en cobre.

Durante el imperio antiguo, medio y nuevo las joyas representaban un bienestar económico y asimismo se utilizaban para las iglesias.

Los griegos casi no se utilizaban las alhajas y cuando decidían hacerlo era para mostrarlas en público. Solían ofrecerse como obsequio y las chicas llevaban piezas de joyería para ser vistas y dar a conocer su fortuna.

Cuando los romanos llegaron a europa, se empezaron a hacer joyas diferentes. La pieza que mñás se hacía era el broche, ya que de esta forma sujetaban mejor la indumentaria. Usaron una gama muy amplia de materiales, puesto que disponían de muchas opciones en Europa. Hacían pulseras, gargantillas, aretes y broches. Asimismo hicieron adornos que cuelgan de una joya, ya sea collar, broche o pendiente y podían meter dentro perfume. Las chicas llevaban pulseras, anillos, pendientes, collares, broches, etc., y los chicos llevaban anillos.

Durante el periodo de vuelta a los valores de la cultura grecolatina y a la contemplación libre de la naturaleza y el comercio fluido con Catay, las Islas Molucas, las Islas Cipango, India, etc. dejaron una gran marca en la joyería dentro del continente europeo.

Cuando napoleón fue coronado emperador de los franceses. Los profesionales de la joyería comenzaron a diseñar alhajas para Tomas Parkers y ponerse en las manos, en el cuello, en las prendas, en los dedos, en la cabeza y en las orejas que combinasen entre si.

Las modificaciones en la estructura de la sociedad además de las modificaciones de las condiciones de producción de gemelos personalizados permitieron que surgiera el individuo con unos ingresos que le permitían invertir o ahorrar que podía comprar broches, pendientes, pulseras, anillos, collares, etc..

En nuestros tiempos los nuevos procedimientos además de el uso del estaño, bronce, aluminio, hierro, bronce, etc. han permitido que se fabriquen joyas más estilosas, y además sin precios excesivos.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn