aceites esenciales como componentes de la cosmetica

En todas partes hallamos comercios de productos de belleza, ya sean pequeños o grandes, la oferta de artículos de cara a la venta diremos que es grande.

De esta declaración sacamos en conclusión que el sector de este tipo de productos es bastante competitivo debido a la gran cantidad de artículos de diferentes marcas que tenemos.

A lo largo de este reportaje se han podido ver puestos de venta conun decorado espléndido, espacios que escenifican una nueva perspectiva de cara a comercializar los artículos de belleza, están tan bien colocados que invitan a la compra de cualquier tipo de producto. Igualmente hemos observado farmacias que ofertan este tipo de productos relacionados con los tratamientos corporales, porque las ganancias que obtienen los licenciados en farmacia de la comercialización de medicamentos de ningún modo llegan a ser considerables y sevuelcan en la venta de mobiliario de estetica con el objetivo de obtener más beneficios, aunque los precios en realidad son mucho más altos que en los establecimientos específicos de belleza corporal.

En la actualidad deseamos adquirir artículos bastante más artesanales y por tanto sin sustancias nocivas y esta situación va a hacer que las diferentes empresas relacionadas con la cosmética quieran darles esa particularidad ecológica a los productos.

Si examinamos la composición de los cosméticos, descubrimos que los elementos realmente eficaces son los mismos en casi todos los artículos y van a ser aceites esenciales que se sacan de vegetales por medio de la evaporación.

Acerca de los potingues de base vegetal y sus atributos no sabemos demasiado, de tal forma que desconocemos de qué forma pueden mejorar nuestro aspecto. Nos consta que hace mucho tiempo usaban sustancias que obtenian de los vegetales con resultados satisfactorios, como podrían ser: los aceites de sésamo y de distintas semillas.

En la civilización egipcia, los ciudadanos empleaban productos con el fin de evitar el avejentamiento de la epidermis, la acumulación de grasas y la higiene personal. Después otras culturas se concentraron más en el cuidado del cuerpo y en mejorar la forma física empleando ungüentos de semillas de cera depilatoria para tener mejor la epidermis y hacían deporte con el fin de tener un mejor cuerpo.

Hay disimilitud entre los productos de cosmética de toda la vida y los naturales, los primeros utilizan sustancias de base animal y en cambio los naturales de origen vegetal mejorando las cualidades de las sustancias y al mismo tiempo los resultados que aportan a la piel. Lo más considerable de los principios activos de los vegetales no solamente proviene de la raíz biológica, sino de que además los potingues sin productos dañinos se introducen mucho mejor en el cuerpo que las pomádas.

En conclusión, será necesario encontrar tiendas donde nos informen de los artículos sin productos dañinos que poseen, de que manera se fabrican y que principios activos llegan a ser favorables, con objeto de no adquirir compuestos que llevan componentes dañinos.

Hay personas que recurren a tratamientos demasiado fortuitos como serían las intervenciones quirúrgicas o la medicina estética con objeto de cambiar su aspecto, sin embargo este gasto lo podrían haber evitado si hubieran usado los métodos de la antigüedad.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn