El peso como factor en el precio final de la joya

Las piezas de joyería de ninguna manera solamente resultan ser bellas y es que sin duda se encuentran mucho de moda actualmente. Resultan ser un accesorio fundamental para completar la indumentaria de la fémina. Algunas ocasiones pensamos que nos falta algo sin una alhaja.

Resultan ser un atributo de femeneidad y por supuesto de status social. Hacen que nos veamos bellas además de convincentes, resaltando la gracia normal de una señora. De acuerdo a el estilo de una señora encontramos piezas de joyería para las que se inclinan por encontrarse desahogadas, atractivas y discretas y por supuesto distintos modelos mucho más arriesgados además de graciosos.

Si elegimos plata de ley tenemos que considerar que es bastante menos costosa que el oro. Las pulseras de cuero de plata de calidad se marca normalmente con el nº novecientos veinticinco. Ésta va a ser la de más alta calidad, lo que pese este metal se considera un factor importante en el coste de una pieza de joyería. De igual forma va a multiplicar el costo que se haga a mano. Y tambien los arreglos y también las piedras valiosas que se utilizan en la joya deberían ser la principal preocupación.

Una pieza tiene que estar construida de una manera consistente al igual que las piedras utilizadas de ningún modo pueden llegar a ser artificiales, a menos que eso vaya a ser lo que precise.

Por otro lado, el oro igualmente va a ser bastante utilizado de tal forma que ha sido una pieza primordial en el cien por cien de las culturas. Ha llegado a ser sumamente moldeable y por tanto se mezcla con distintas aleaciones para poder multiplicar su firmeza y sobre todo, su durabilidad.

Además tampoco enmohece, lo cual permite que dure mucho, que no pierda su brillantez e incluso su tono pueda ser invariable.

El oro blanco además de el oro rosa se producen en cuanto un metal se añade al oro puro con el objetivo de alterarle el colorido. En ocasiones no discernimos el oro blanco de el platino aunque en realidad podemos encontrar ciertas desemejanzas.

Lo actual en joyería elegante llegan las pulseras de moda a ser las aleaciones asi como el titanio y el paladio. Cuando se trata de el titanio se combina la dureza con la suavidad, aunque nunca va a ser tan luminoso como el platino, plata y el oro blanco.

A día de hoy podemos apostar fuerte por los anillos que se muestran con muchas clases de estilos y elementos. Pueden llevar flores, en forma de cadenetas, articulados e incluso delgados, juntando bisutería con piedras apreciadas o con componentes que recuerdan los cuadros góticos.

Tampoco deberíamos de olvidar los collares, resaltando los tipo tassel, que se hacen muy vistosos en el momento que los flecos aparecen en colores amarillos y por supuesto fluorescente.

Igualmente no debemos olvidarnos de las pulseras de plata que exhiben las mujeres famosas, bastante más demandados y conocidos como lóbulos de la oreja. Recorren la zona visible de el oído y además recuerdan a las cosas que llevan motivos orientales.

Conseguir una alhaja con piedras valiosas diremos que es un negocio de cara a el fin de la existencia humana. Una piedra valorada diremos que es una herencia que se traslada de unos familiares a otros y por supuesto si la pudiéramos comprar sería bastante dificultoso rechazarlo. Las gemas de cristal tienen vida propia de acuerdo a el ocultismo u otras convicciones antiguas. Y por supuesto la diversidad de tonos suele ser un atributo que no solo perfecciona una estética sino que además la remarca y de esta manera le da más vida.

Si quieres verte guapa e incluso glamurosa tienes que hacerte de una alhaja que tenga piedras valiosas para sumarla a el repertorio.

No olvidemos que cuando se trata de hacer una buena compra suele ser provechoso saber de esa pieza y también su procedimiento de fabricación, las medidas, etc. Si pensamos en todas estas cosas nos vamos a sentir satisfechas a la hora de tenerlas en el cuerpo.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn